26 de octubre de 2011

¿Cómo se compromete la sociedad?

Este era el título de la mesa redonda en la que participé durante el Congreso Sociedad Digital, organizado por el Grupo de Investigación Socmedia de la Universidad Complutense de Madrid. Y me ha dado pie a algunas reflexiones sobre esa sociedad, compuesta no sólo jóvenes, sino de la mayoría de todos nosotros/as. No hay que tener smartphone para ser parte de una sociedad que se mueve bajo nuevos códigos.

Esta parte de la sociedad que se compromete, que es solidaria, que es activista en cierta forma, no responde a los códigos tradicionales del compromiso que se han manejado en las ONG, y menos aún de la forma que promueven, en casi todos los casos, las entidades públicas con sus planes de voluntariado.

Me gusta utilizar el término prosumidor (se utilizó por primera vez en los años setenta) para definir este nuevo público porque le da un carácter activo y de autonomía, y no sólo un receptor. Además es/somos un público que busca un nuevo espacio común, y las instituciones no son capaces de ofrecer ese espacio. De ahí la pregunta: ¿Serán las ONG capaces de ofrecer ese espacio común? Ésta posiblemente será una de las claves de su futuro.

No se trata de preguntarse, como se oye tan a menudo últimamente, dónde estaban las ONG en el 15-M. Estaban mucho más presentes de lo que se cree, sin sus marcas pero con muchos de sus voluntari@s, soci@s... buscando ese espacio común.

Eso sí, las ONG deberán anteponer como objetivo, en estos nuevos tiempos, la promoción de ciudadanía activa. Pero de momento, andan un tanto perdidas ante un público, que es su público, y que participa y se compromete de forma diferente a como lo habían contemplado hasta ahora.

Las ONG ya no tienen la exclusiva de la solidaridad, y la sociedad encuentra fórmulas de solidaridad al margen de ellas.

No queda otra que reinventarse, algo que se dice a menudo, pero son pocos los que se aventuran a señalar la dirección, porque quizá ésta sea algo dolorosa: en el caso de las ONG de Desarrollo, habrá que empezar por romper organigramas, concebir otra forma de cooperación internacional, convertirse en puente de la ciudadanía del Norte y del Sur o contribuir a una agenda común global de la solidaridad.

Y mientras tanto, los que nos dedicamos a la comunicación, deberemos convencer a estas ONG de que las estrategias deberán ser muy diferentes, donde el trabajo comunicativo deberá ser algo colectivo y transversal. El gran esfuerzo que tendremos que hacer es promover nuevos diálogos y conversaciones que contribuyan a acelerar estos cambios.

Por ejemplo, podríamos empezar por reconstruir ese imaginario Norte-Sur que está agotado y que no obedece en muchos casos a la realidad. Podemos empezar por buscar aliados de esta comunicación en los países del Sur. Podríamos hacer una lista de cambios, tendencias, direcciones...

6 comentarios:

Diseño Social dijo...

“No dudes jamás de la capacidad de tan solo un grupo de ciudadanos conscientes y comprometidos para cambiar el mundo. De hecho siempre ha sido así” Margaret Mead.

Creemos en ello y por eso, lo seguimos intentando.
http://enpositivods.wordpress.com/

Jaume Albaigès dijo...

Muy en la línea de cosas comentadas hoy en #participamedios (donde, por cierto, te hemos echado de menos). Quizás es que el diagnóstico empieza a ser claro y consensuado, lo cual no es mala señal, todo lo contrario.

¡Un abrazo!

Xosé Ramil dijo...

Sí, me fastidió mucho no estar presente, lo intenté por streaming, pero no es lo mismo.
Apertas

Arancha Cejudo dijo...

Cuántas propuestas querido! Romper, reconstruir, convertirse, promover, buscar aliados... ¡qué gusto leerte!

El otro día en una reunión con una Fundación nos ofrecían las definiciones de 'cambiar' y 'refundar' extraídas del diccionario... inspirador ¡para empapelar nuestras paredes, vamos!

Cambiar
- Dejar una cosa o situación para tomar otra.
- Convertir o mudar algo en otra cosa
- Dirigirse recíprocamente gestos, ideas, miradas, sonrisas
- Bracear el aparejo, cuando se navega ciñendo por una banda, a fin de orientarlo por la contraria

Refundar
- Revisar la marcha de una entidad o institución, para hacerla volver a sus principios originales o para adaptar estos a los nuevos tiempos

Me quedo con la cantidad de sonrisas, gestos, miradas y ¡sobre todo ideas! que nos dirigimos mutuamente!

Besote grande!

Xosé Ramil dijo...

Venía hablando en el metro con una compañera y en cierta forma me dio un toque: Pero, ¿qué significa recovertirse, reconstruir...? ¿Dónde estaremos dentro de un año? ¿Tendré trabajo?

Así que, como dices, Arancha, habrá que buscar, proponer y promover ideas ilusionantes. ¡Samba e trabalho! :-))))

Sergio dijo...

Totalmente de acuerdo con que a las ONGD les toca "repensarse". Me gustó mucho el concepto de "sociedad civil multinacional" que comentaban aquí: http://findwhatworks.wordpress.com/2011/09/03/multinational-civil-society/