8 de diciembre de 2008

¿Por qué The Guardian debería ser un modelo para el resto de los medios en tiempos de crisis?

Año 2008. La prensa británica sufre una gran crisis de ventas, de credibilidad, de lectores... ¿Toda? Pues no, dos periódicos resisten la crisis e, incluso, son capaces de invertir la tendencia generalizada: Financial Times, supongo que será por la necesidad de información económica en tiempos de crisis, y... The Guardian.

¿Por qué The Guardian no sufre ese bajón de ventas? ¿Qué diferencia a este periódico del resto? Veamos:

Su propietario es una fundación (Scott Trust) cuya misión es garantizar la independencia económica y editorial del periódico.

Sólo el 39% de los británicos considera fiable la prensa "seria" de su país, pero cuando se pregunta concretamente por The Guardian el porcentaje se eleva al 86% (Ver artículo en el último número de la revista Compromiso empresarial).

El 91% de sus trabajadores se muestra orgulloso de trabajar en este periódico (¿imaginan una entrevista similar en medios de España?).

Su negocio, tal como exponen en la web, se basa "en la confianza" y mantienen como misión "cuestionar las desigualdades del planeta".

Su código de conducta (PDF) es de los más avanzados en la prensa.

Cuentan con una sección para el derecho de réplica que puedan ejercer las personas sobre las que ha escrito el diario.

No publican anuncios sobre prostitución, algo que ya comienzan a hacer periódicos como Público y 20 minutos en España.

La reunión que diariamente decide los contenidos está abierta a toda la redacción, donde también se manifiestan opiniones sobre los contenidos del periódico del día anterior. Según el artículo publicado en la revista Compromiso Empresarial, estas reuniones se hacen públicas en la web, pero yo todavía no las he encontrado.

Su informe Living our values es uno de los informes sobre RSC más exhaustivos que pueda hacer una empresa.

Frente a la tendencia general de reducir los corresponsales en el extranjero (y apostar por una opción más barata como son las agencias de noticias), The Guardian está ampliando su personal internacional, y nunca los denominan corresponsales por su apuesta, en la actualidad, de convertirse en un diario internacional, más que británico.

Promueven la contratación de personal local en determinados países para incorporar el punto de vista de la población en "zonas calientes" del planeta.

2 comentarios:

Jaume dijo...

Casi parece un cuento de hadas, ¿no? :-)

Xosé Ramil dijo...

Tienes razón, y seguro que puntos negativos tendrán (si busco un ratito en la red, seguro que encuentro), pero no es frecuente hoy en día hablar bien de un medio. Y si pueden servir de ejemplo lo positivo... ;-) Eso sí, me queda por descubrir esas reuniones de redacción que dicen colgar en Internet.